Volver al listado

Ibiza, principales atracciones

  • Razones para visitar Ibiza

Durante los meses estivales, la isla con más ambiente de todo el Mar Mediterráneo está poblada de visitantes procedentes de todas las partes del mundo que vienen a Ibiza con la intención de vivir unas vacaciones inolvidables.

Por ello, y a pesar de contar con cerca de 50 hoteles y apartamentos repartidos por toda Ibiza, es aconsejable planear el viaje con cierta planificación y realizar la reserva por anticipado con el fin de evitar quedarse sin la habitación deseada por falta de disponibilidad.

¿Cuándo venir a Ibiza?

Por todos es sabido que la fama que posee Ibiza es debido en parte al ritmo frenético que existe en verano, en especial durante los meses de julio y agosto.

Sin embargo, si visita la isla en junio podrá asistir a los "openings" de las mundialmente conocidas discotecas ibicencas, mientras que en septiembre disfrutará de las "closing parties". No es necesario recordar que tanto las aperturas como los cierres son acontecimientos cotizados y disputadísimos.

Durante los meses de mayo y octubre, la isla es sinónimo de tranquilidad y relax. Las noches son más  frescas, el agua está un poco más fría y el número de turistas desciende significativamente. El resto del año Ibiza se transforma y la mayoría de hoteles y restaurantes permanecen cerrados.

Ibiza y su espíritu

Si tuviésemos que definir Ibiza en pocas palabras estas serían: sol, playa, gente guapa y mucha fiesta. Una combinación perfecta que hace de las Pitiusas la capital mundial de la música electrónica y un destino inolvidable para todo aquel que la visita por primera vez.

Localizada al este de España, en el archipiélago Balear formado por las islas de Mallorca, Menorca, Formentera, Cabrera y Dragonera. Ibiza fue refugio de mochileros hippies durante las décadas de los 60 y 70 y gracias a ello hoy en día es unos de los lugares de diversión preferidos por los jóvenes y no tan jóvenes.

Playas

A parte de ser famosa por sus calas, Ibiza cuenta con 18 kilómetros de playas de arena blanca y agua cristalina que se han convertido en el principal reclamo turístico para los más de cuatro millones de turistas que cada año deciden venir a la isla durante los meses de más calor.

Existen opciones para todos los gustos y estilos:

La playa de las Salinas y Playa d’en Bossa son las más populares ya que en ellas tienen lugar algunas de las fiestas mas concurridas del verano. En Figueretas, por su parte, se encuentra la playa más céntrica de Ibiza, ideal para refrescarse tras un intenso día callejeando por Dalt Vila, y para practicar el nudismo nada mejor que la famosa playa de Es Cavallet, perfecta para dar largos paseos por la arena.

La lista de playas más apreciadas y populares continúa con Cala Jondal, donde podrá disfrutar de un bonito atardecer al son de la música del famoso local Blue Marlin; en Cala San Vicente podrá gozar del ambiente más tranquilo y familiar que caracteriza al norte de la isla y, por último, podrá embriagarse contemplando las impresionantes vistas del islote de Es Vedrá mientras come una de las mejores paellas de la isla en Cala d´Hort.

Otras alternativas de ocio

Para romper con las “rutinarias” jornadas de playa, una opción muy interesante y divertida es dar un paseo en barco hasta la vecina isla de Formentera, situada a tan sólo 45 minutos. Allí encontrará un paraíso terrenal, con unas playas de ensueño.

Si no desea salir de la isla, en Ibiza encontrará muchos pasatiempos como, por ejemplo: hacer senderismo recorriendo los innumerables senderos balizados que atraviesan montañas pobladas de pinos, olivos y almendros. En el camino, dirección a la costa, podrá ver la cueva de Can Marça, un conjunto de grutas subterráneas con más de 100.000 años de antigüedad.

Otra posibilidad es explorar el casco antiguo de la ciudad de Ibiza, conocido como Dalt Vila, repleto de iglesias y museos de gran interés. También puede decantarse por visitar otros pueblos como: San Antonio, que para muchos tiene las más bellas puestas de sol del mundo, o Santa Eulalia, donde encontrará una preciosa ermita y los mejores bocadillos de la región.

Cultura

A pesar de lo que pueda parecer, Ibiza no es solo fiesta. Además de las playas y discotecas, la isla blanca también posee una rica y fructífera trayectoria histórica, además de numerosas tradiciones locales. En su día, la ciudad de calles y aceras de piedra fue propiedad de fenicios y romanos, mientras que las murallas restantes sirvieron de base para construir muchas de los actuales edificios más interesantes de la isla, creando así su propia identidad arquitectónica. Ejemplo de ellos son las típicas casas blancas que fueron antiguas aldeas de pescadores.

Dalt Vila, en pleno centro histórico de la ciudad, es la parte más antigua de la isla. El casco antiguo de la época del medievo se encuentra dentro de los monumentos declarados por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. Entre ellos destacar el Museo de Arte Contemporáneo y la Catedral de Nuestra Señora de las Nieves, coronando todo el conjunto.

En temporada de verano, la ciudad promueve muchos eventos culturales a precio reducido o totalmente gratuito. La mayoría de dichas actividades tienen lugar en el Centro de Interpretación Madina Yabisha, no Baluard de San Pere, en los museos Arqueológicos y Diocesano, y en el Centro Cultural Alamera. La programación incluye proyecciones audiovisuales sobre la isla de Ibiza, exhibiciones de baile Pagés y shows abiertos.

Las mejores fiestas están en Ibiza

Los amantes de la música electrónica, deben visitar Ibiza al menos una vez en la vida. Las discotecas e DJ´s más reconocidos mundialmente se dan cita cada día en la isla mediterránea durante los meses de más calor: entre junio y octubre.

Es difícil de explicar cómo una isla con tan sólo 572 km² de extensión aglutina cuatro de los clubs y discotecas más famosos del mundo: Privilege, la discoteca más grande del planeta con capacidad para 20.000 personas; Amnesia, tres veces ganadora del “Best Global Club”; Pacha, construida sobre una antigua casa payesa, y Space, uno de los templos de la música electrónica por excelencia, ganadora de numerosos premios de fama internacional. Por estas cuatro razones y otras muchas más, en Ibiza la diversión está garantizada.